Padel

Consejos para alumnos de pádel

Estos consejos no tienen que ver con la técnica del juego, ya que eso lo explicará cada profesor a su alumno, sino a la capacidad de resolver algunas situaciones cuando ya estamos jugando. Algunas te las dirá tu instinto, pero otras, es mejor que estemos prevenidos desde el principio leyéndo consejos de pádel en webs especializadas.

Los nervios en el pádel

Cuando nos ponemos nerviosos es cuando solemos empezar a perder puntos. Esto es fatal para nuestro equipo.

Muchas veces es porque tenemos un rival muy agresivo (deportivamente hablando) y pensamos que no podemos con él y otras veces es porque no tenemos un buen día o no estamos a gusto con el ritmo del juego.

  • Consejo: lo mejor en estos casos es dejar pasar unos minutos y relajarnos un poco bajando el ritmo del juego. Esto no quiere decir perder la concentración, pero si actuamos de forma disparatada y sin pensar, haciendo tiros realmente difíciles, es muy probable que nos pongamos mucho más nerviosos. Juega por las diagonales.

Los golpes de padel imposibles

En algún momento pasará, serás el rey del partido. Esto no quiere decir que no puedas disfrutar de ese momento pero piensa un segundo ¿ese tiro que hiciste fue un golpe de suerte?, ¿era un tiro realmente complicado?, ¿creías que era un punto perdido?

  • Consejo: si has realizado un tiro imposible y de todas formas te ha salido perfecto, ¡FELICIDADES!, pero cuidado, es muy frecuente que quieras volver a repetir tu hazaña, pero esto no quiere decir que tu suerte piense lo mismo.  Hay una frase muy sabia que dice “después de una gran jugada, se avecina un gran error”, esto pasa por que el jugador se siente eufórico y se confía. Después de un gran punto y poner los pies en el cielo, tómate unos minutos para bajar a la tierra.

 

Tu compañero de pádel

Recuerda en todo momento que no estás jugando solo y que tu compañero de equipo también existe. Eso quiere decir que debes hablar con él y mantener la comunicación siempre que puedas.

  • Consejo: se sincero con tu compañero y no intentes cambiar la estrategia sin consultarle nada, ya que el seguirá lo que teníais hablado desde el principio y si ve que haces otra cosa, se sentirá confuso y desconfiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *